lunes, 14 de septiembre de 2009

Precursores del Steampunk: Jules Verne

Julio Verne, escritor francés de mediados del siglo XIX fue precursor de la ciencia ficción y de la moderna novela de aventuras. Fue un estudioso de la ciencia y la tecnología de su época, lo que —unido a su gran imaginación y a su capacidad de anticipación lógica— le permitió adelantarse a su tiempo, describiendo entre otras cosas los submarinos (el «Nautilus» del capitán Nemo, de su famosa Veinte mil leguas de viaje submarino), el helicóptero (un yate que en la punta de sus mástiles tiene hélices que lo sostienen, en Robur el conquistador).

Sus personajes siempre fueron héroes, hombres buenos en la escala social. Frente al Verne conservador impuesto por su editor Hetzel y por su educación como hijo de un abogado católico y de un tiempo en que el antiguo régimen se tambalea, no es de extrañar su inicial defensa del statu quo, postura que con el tiempo se irá atemperando hasta dar paso a concepciones radicalmente opuestas a las sugeridas en sus primeras páginas, merced a sus contactos con círculos socialistas y anarquistas. El Verne filorevolucionario se deja ver en una de sus obras menos difundidas, quizás por su simpatía por la causa revolucionaria, Matías Sandorf (1885), donde narra la experiencia de un rebelde ante la tiranía austrohúngara.

Además de sus novelas y sus obras de teatro, realizó veinte relatos cortos.

Clasificación de su obra

Descubrimiento
La pluma de Verne presenta rasgos de innovación, con ideas frescas y héroes progresistas que sueñan con descubrir nuevos mundos y llegar a donde nadie ha llegado en beneficio de la humanidad, desde los polos en Las aventuras del capitán Hatteras, el centro de la Tierra (Viaje al centro de la tierra) e incluso hasta la Luna (De la Tierra a la Luna).

Madurez
Verne comienza a escribir de una manera más seria, con héroes más humanos (Strogoff, Sinclair, Fogg), siendo capaz de escribir su mayor éxito literario en una novela llena de vida como (La vuelta al mundo en 80 días), pero también parece que algunas ideas se agotan retomando las anteriores (El país de las pieles) e incluso llevándolo a escribir (quizá por presión de sus editores) obras no del todo propias (Los quinientos millones de la begún).

Desencanto

Los problemas en la vida del autor (su nunca feliz matrimonio, la enfermedad de su sobrino, su mala relación con su hijo) llevan a un Verne cansado a escribir relatos fríos y sombríos, cambiando su idea de que el ser humano iba a progresar en base a la ciencia a una donde ve a lo seres humanos consumidos por ella y por el capitalismo como en El eterno Adán, criticando fuertemente el imperialismo (La impresionante aventura de la misión Barsac) y llegando incluso a exponer fuertemente sus ideas políticas en Los náufragos del Jonathan, se dio tiempo también de reflejar su desencanto por las riquezas de nueva cuenta en El volcán de oro, en este periodo tiene su inclusión más de lleno en la ciencia ficción con El secreto de Wilhelm Storitz, y también tiene tiempo de escribir agradables continuaciones de sus historias El secreto de Maston y las de otros autores La esfinge de los hielos, continuación de Las aventuras de Arthur Gordon Pym de Edgar Allan Poe.

Y por supuesto, se anticipó a grandes inventos que no eran ni proyectos en su época. Éstos son algunos:

* Armas de destrucción masiva (Ante la bandera)
* Helicóptero (Robur el Conquistador)
* Naves espaciales (De la Tierra a la Luna)
* Carrera espacial (Héctor Servadac)
* Grandes Trasatlánticos (Una ciudad flotante)
* Internet (París en el siglo XX,Una ciudad flotante)
* Submarino (20000 leguas de viaje submarino)

También se reconoce su visión de anticipar futuros descubrimientos y eventos históricos como:

* El descubrimiento de las fuentes del Nilo (Cinco semanas en globo)
* La conquista de los polos (Las aventuras del capitán Hatteras, La esfinge de los hielos)
* Gobiernos Totalitarios (Los quinientos millones de la begún).

(Recogido de la Wikipedia)


http://www.adn.es/clipping/ADNIMA20080207_3277/4.jpg

Sus historias han influido en el Steampunk en la medida que él inventaba trastos, máquinas y situaciones totalmente adelantadas a su tiempo y con el toque elegante de lo Victoriano.
Y ni que decir tiene que fue un grandísimo escritor y que a mi me gusta mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada